Diabetes
4 mayo, 2017
Cuidado Bucal
4 mayo, 2017

CUIDADO DE LA PIEL

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano. Está en permanente relación con los otros órganos del cuerpo, y es a través de ella que nuestro cuerpo nos revela disfunciones y malestares, así como también muestra nuestras emociones, traspiramos cuando estamos nerviosos, nos ponemos colorados si algo nos da vergüenza y hay emociones y estímulos que nos dan “piel de gallina”.

Algunas funciones importantes son:

Protege: es una barrera protectora frente al exterior gracias a sus complejos mecanismos celulares e inmunológicos, nos cuida de enfermedades, temperaturas extremas y lesiones como golpes y quemaduras.

Regula el metabolismo y la temperatura corporal: nos mantiene hidratados y saludables. Elimina sustancias nocivas mediante la transpiración, y mantiene regulada la temperatura de nuestro cuerpo.

El sentido del tacto: A través de las terminaciones nerviosas de la piel, el cuerpo recibe todos los estímulos que nos genera el tacto. En un solo centímetro cuadrado de piel hay más de 5000 receptores sensitivos, que envían la información instantáneamente al cerebro, quien decide cómo actuar en base al estímulo.

Sintetiza Vitamina D: Al exponerse directamente al sol, la piel es capaz de absorber lo necesario para generar esta vitamina, fundamental para la absorción del calcio a nivel celular, y se ocupa de mantener saludables a los huesos y tejidos óseos del cuerpo

En resumen se trata de un órgano vivo con capacidad de regenerarse, es impermeable, resistente y flexible, respira y se mantiene activo las 24 horas del día realizando todo tipo de acciones fundamentales para nuestro organismo, con lo cual la piel es un órgano vital para el cuerpo humano.

Entonces ¿Cuándo tomar sol?

Los horarios de exposición al sol deben ser antes de las 10 y luego de las 16. Es fundamental aplicar protectores solares con espectros diseñados para absorber la luz ultravioleta A y B.

El factor de protección solar (FPS) sirve para la protección contra las quemaduras solares. Se recomienda utilizar FPS 30 o más.

Niños, adolescentes y adultos deben protegerse siendo de mayor riesgo las personas de piel clara, ojos claros y cabello rubio o pelirrojo. Debe evitarse también el uso de dispositivos de bronceado artificial (camas solares).

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano. Está en permanente relación con los otros órganos del cuerpo, y es a través de ella que nuestro cuerpo nos revela disfunciones y malestares, así como también muestra nuestras emociones, traspiramos cuando estamos nerviosos, nos ponemos colorados si algo nos da vergüenza y hay emociones y estímulos que nos dan “piel de gallina”.

Algunas funciones importantes son:

Protege: es una barrera protectora frente al exterior gracias a sus complejos mecanismos celulares e inmunológicos, nos cuida de enfermedades, temperaturas extremas y lesiones como golpes y quemaduras.

Regula el metabolismo y la temperatura corporal: nos mantiene hidratados y saludables. Elimina sustancias nocivas mediante la transpiración, y mantiene regulada la temperatura de nuestro cuerpo.

El sentido del tacto: A través de las terminaciones nerviosas de la piel, el cuerpo recibe todos los estímulos que nos genera el tacto. En un solo centímetro cuadrado de piel hay más de 5000 receptores sensitivos, que envían la información instantáneamente al cerebro, quien decide cómo actuar en base al estímulo.

Sintetiza Vitamina D: Al exponerse directamente al sol, la piel es capaz de absorber lo necesario para generar esta vitamina, fundamental para la absorción del calcio a nivel celular, y se ocupa de mantener saludables a los huesos y tejidos óseos del cuerpo

En resumen se trata de un órgano vivo con capacidad de regenerarse, es impermeable, resistente y flexible, respira y se mantiene activo las 24 horas del día realizando todo tipo de acciones fundamentales para nuestro organismo, con lo cual la piel es un órgano vital para el cuerpo humano.

Entonces ¿Cuándo tomar sol?

Los horarios de exposición al sol deben ser antes de las 10 y luego de las 16. Es fundamental aplicar protectores solares con espectros diseñados para absorber la luz ultravioleta A y B.

El factor de protección solar (FPS) sirve para la protección contra las quemaduras solares. Se recomienda utilizar FPS 30 o más.

Niños, adolescentes y adultos deben protegerse siendo de mayor riesgo las personas de piel clara, ojos claros y cabello rubio o pelirrojo. Debe evitarse también el uso de dispositivos de bronceado artificial (camas solares).

La protección es necesaria principalmente en niños, debido a que el daño es acumulativo en la piel a lo largo del tiempo.

Es fundamental aplicar el protector solar media hora antes de exponerse al sol.

Resumen: Consejos para cuidar la piel.

  • No exponerse entre las 10 y las 16 para evitar quemaduras solares.
  • Evitar el uso de camas solares.
  • Aplicar generosamente protector solar con FPS 30 o superior,  y reaplicar aproximadamente cada dos horas durante la exposición y al salir del agua.
  • Utilizar ropas que ofrezcan protección, sombreros o gorra,  y anteojos de sol.
  • Buscar la sombra.
  • Tener en cuenta el uso de medicaciones por vía oral o local que pueden sensibilizar la piel al sol (ejemplo: adolescentes en tratamiento para acné, algunos antibióticos, anticonceptivos, entre otros).
  • Realizar auto exámenes de piel y concurrir al médico en forma habitual para realizar controles cutáneos.
  • Beber 2 litros de agua por día.
  • Evitar el alcohol y el cigarrillo.
  • Mantener una dieta equilibrada, haciendo especial hincapié en las frutas y verduras.
  • Limpiarse diariamente para evitar que los poros se obstruyan y la piel pueda respirar normalmente y eliminar impurezas, utilizar para el aseo jabones cremosos ayuda también a mantenerla nutrida.
  • Realizar actividad física, contemplando una rutina que implique realizar ejercicio varias veces por semana.
  • Tomar las precauciones necesarias al exponerse al sol, utilizar protector solar y no pantalla solar, por lo menos de factor 15, aplicándolo media hora antes de exponerse y reiterando las aplicaciones cada 2 horas y después de meterse al agua.

La protección es necesaria principalmente en niños, debido a que el daño es acumulativo en la piel a lo largo del tiempo.

Es fundamental aplicar el protector solar media hora antes de exponerse al sol.

Resumen: Consejos para cuidar la piel.

  • No exponerse entre las 10 y las 16 para evitar quemaduras solares.
  • Evitar el uso de camas solares.
  • Aplicar generosamente protector solar con FPS 30 o superior,  y reaplicar aproximadamente cada dos horas durante la exposición y al salir del agua.
  • Utilizar ropas que ofrezcan protección, sombreros o gorra,  y anteojos de sol.
  • Buscar la sombra.
  • Tener en cuenta el uso de medicaciones por vía oral o local que pueden sensibilizar la piel al sol (ejemplo: adolescentes en tratamiento para acné, algunos antibióticos, anticonceptivos, entre otros).
  • Realizar auto exámenes de piel y concurrir al médico en forma habitual para realizar controles cutáneos.
  • Beber 2 litros de agua por día.
  • Evitar el alcohol y el cigarrillo.
  • Mantener una dieta equilibrada, haciendo especial hincapié en las frutas y verduras.
  • Limpiarse diariamente para evitar que los poros se obstruyan y la piel pueda respirar normalmente y eliminar impurezas, utilizar para el aseo jabones cremosos ayuda también a mantenerla nutrida.
  • Realizar actividad física, contemplando una rutina que implique realizar ejercicio varias veces por semana.
  • Tomar las precauciones necesarias al exponerse al sol, utilizar protector solar y no pantalla solar, por lo menos de factor 15, aplicándolo media hora antes de exponerse y reiterando las aplicaciones cada 2 horas y después de meterse al agua.
WhatsApp chat