Higiene Personal
4 mayo, 2017

TABAQUISMO

Diez buenos consejos para dejar de fumar.

Dejar de fumar no es fácil. Aún conociendo lo efectos nocivos del cigarrillo, abandonar el hábito del tabaquismo es una meta difícil de alcanzar para la mayoría de las personas, pero no es imposible, todos pueden lograrlo. Aquí presentamos algunos consejos que te pueden ayudar a dejar de fumar:

  • Fijá una fecha para empezar. Debés dejar de fumar por completo ese día. Si lo deseas, los días anteriores podés reducir el consumo de cigarrillos.
  • Comunicá tu decisión a familiares y amigos.
  • Deshacete de los cigarrillos y de los ceniceros, y limpiá todo lo que tenga olor a humo: ropa, muebles, cortinas, etc.
  • Quitá los cigarrillos y ceniceros del auto, y en su lugar colocá chicles sin azúcar.
  • Identificá los momentos que sentís más deseos de fumar. Puede ser después de la comida, mientras ves la TV, cuando tomás café o alcohol, cuando estás estresado/a, etc. Piensa en algo distinto para hacer en esos momentos en que desearás fumar con mayor intensidad: toma té en lugar de café, salí a caminar después de la comida, etc.
  • Cambiar tus rutinas puede ayudarte a dejar de fumar. Comé a horas diferentes o realizá muchas comidas pequeñas en lugar de tres comidas grandes. Sentate en una silla distinta, o incluso en una habitación diferente.
  • Tené a mano refrigerios saludables: palitos de apio o zanahoria, frutas frescas, galletitas saladas integrales, etc. Al dejar de fumar, es normal que sientas ansiedad y tengas ganas de llevarte algo a la boca.
  • Buscá grupos de apoyo. Muchos centros de salud cuentan con programas de apoyo para las personas que desean abandonar el hábito del tabaquismo.
  • Conseguí información sobre los productos para el reemplazo de la nicotina (chicles, parches, etc.) ya que te pueden ayudar a dejar de fumar.
  • También existen algunos medicamentos que pueden ser útiles para dejar los cigarrillos, consultá con tu médico.

Ventajas del parche de nicotina.

El parche de nicotina se puede comprar sin receta en varias dosis. El parche es fácil de usar. El parche de nicotina es de larga duración, controla los antojos de nicotina y los síntomas de abstinencia durante 24 horas. Puedes disminuir gradualmente la dosis del parche cuando tus ansias y tus síntomas de abstinencia de la nicotina disminuyan.

Ventajas de los chicles de nicotina.

El chicle de nicotina se puede comprar sin receta en dos dosis. Es de acción rápida, lo que significa que puede controlar las ansias de nicotina repentinas y los síntomas de abstinencia por periodos cortos de tiempo. Cuando apenas comiences a usar el chicle de nicotina, puedes utilizar una grajea cada una o dos horas, hasta 24 grajeas al día. El chicle de nicotina viene en varios sabores. A menudo se utiliza en combinación con el parche de nicotina y otros productos para dejar de fumar.

Ventajas de las pastillas de nicotina.

Las pastillas de nicotina están disponibles sin receta en dosis diferentes y sabores. Las pastillas son de acción corta, lo que significa que pueden controlar las ansias repentinas de nicotina y los síntomas de abstinencia por periodos cortos de tiempo. Puedes utilizar hasta 20 pastillas al día. Las pastillas de nicotina se utilizan a menudo en combinación con el parche de nicotina y otros productos para dejar de fumar.

Bupropión.

El bupropión es un medicamento de prescripción clasificado como un tipo de antidepresivo. A diferencia de la terapia de reemplazo de nicotina, el bupropión no contiene nicotina.

Este medicamento está pensado para reducir la ansiedad y los síntomas de abstinencia de la nicotina mediante el aumento de los niveles de ciertas sustancias químicas del cerebro.

Varenicilina.

El tratamiento más reciente es la vareniclina (es un agonista parcial de los receptores  nicotínicos neuronales). Ayuda a aliviar la ansiedad y el síndrome de abstinencia y puede reducir el placer que provocan los cigarrillos si fumas durante el tratamiento.

Debe ser utilizado por pacientes realmente motivados, y es importante fijar una fecha durante la segunda semana de tratamiento (entre el día 8 y 14) en la que dejar de fumar.
La primera semana:

Día 1-3: 0.5mg una vez al día.

Día 4-7: 0.5mg dos veces al día.

La segunda semana:

Día 8-14: 1mg dos veces al día.

Del día 15 en adelante se sigue con 1mg al día y ya no se puede fumar.
El tratamiento debería durar unas 12 semanas  para que sea realmente efectivo. No se recomienda el tratamiento conjunto con otros medicamentos para dejar de fumar.

Una conducta alternativa en estos momentos es muy importante y necesaria para conseguir tu fin.

WhatsApp chat